Nuestro cuerpo necesita nutrirse para vivir y no nos referimos solamente al alimento diario… implica mantenerse equilibrado física, psicológica, espiritual, familiar y socialmente. Conforme pasa el tiempo, las necesidades de este equilibrio se van ajustando a nuestro “ajetreo” diario, sobre todo cuando nos convertimos en adultos responsables.
Por esto mismo, la vida adulta conlleva una vida activa, una vez que empezamos a desarrollarnos laboralmente, entramos en una dinámica equivalente a un espiral, en la que el trabajo, los amigos, la familia, los pendientes morales y económicos nos obligan a mantenernos alerta, en constante movimiento y atentos al entorno y las necesidades que éste presenta.
Cuando los adultos llegamos a la etapa en que hay que cosechar todo lo trabajado con tanto esfuerzo, la adultez mayor, podemos caer en un estado en el que se descansa mucho y la rutina, la convivencia, la activación diaria corre el riesgo de disminuir. Mantenernos ocupados permite que sigamos sintiéndonos útiles, independientes, capaces de que podemos, probablemente con mayor esfuerzo, acumular más logros y éxitos personales.
En GERICARE, preocupados porque nuestros abuelitos se sigan sintiendo capaces de lograr metas y socializar concorde a su edad, hemos creado el Club de Día, un espacio integral en el que se ofrecen actividades que permiten seguir estimulando el desarrollo físico, psico-cognitivo y social del Adulto Mayor.
Con un horario flexible, con personal cálido y profesional, el Club de Día ofrece clases de Activación física, charlas y consejería de Salud y Auto-cuidado, Gimnasia cerebral; talleres de Computación, manejo de Redes Sociales, Memoria, Literatura y Arte, entre otros, que permiten estimular constantemente la actividad diaria de nuestro adulto mayor y ayudarlos a reforzar la confianza en sí mismo y a sentirse que son parte de esta sociedad tan dinámica y demandante en nuestros días.
El Club de Día es socialización, es salud, es integración… es Vida en Movimiento…
Por Laura Fernández Ríos, MCF
Staff GERICARE

Deja un comentario