El envejecimiento como parte de la matriz de la diversidad

Para el 2050, el número de personas mayores de 65 años aumentará significativamente en casi todos los países. Las ciudades, comunidades, empresas y toda nuestra cultura tienen que adaptarse a estos nuevos escenarios. Si logramos integrar a personas de todas las generaciones, los beneficios serán enormes para todas y todos. 

Ejemplos en el mundo de la integración de personas mayores en el terreno laboral 

Empresas como BMW ya están adoptando este enfoque inclusivo con la edad: en 2007, el fabricante alemán se dio cuenta de que en los próximos 10 años, la edad promedio de su fuerza laboral aumentaría de 39 a 47 años. En lugar de entrar en pánico, BMW decidió ajustarse y averiguar la mejor manera de incorporar a los trabajadores mayores en todos los aspectos de la producción. La compañía eligió una línea de producción para modelar lo que llamaron el “proyecto 2017″, una fuerza laboral que reflejaba con precisión la demografía de ese año. Aunque los trabajadores más jóvenes en la línea inicialmente temían que la afluencia de trabajadores mayores disminuyera su productividad, los 70 ajustes de gestión que BMW hizo, desde la introducción del trabajo a tiempo parcial hasta el suministro a los trabajadores de zapatos diseñados para reducir los dolores en los pies, que ascendieron a una inversión de 20.000 €, provocaron un aumento del 7% en la productividad. Contrariamente a las preocupaciones de los trabajadores más jóvenes, la integración de una fuerza laboral mayor benefició a todos.

Beneficios en la salud de la participación social de las PM

Para las personas mayores, los beneficios de mantenerse activos y comprometidos con todo el espectro de sus comunidades son enormes. El aislamiento social ha sido llamado “una epidemia creciente” por The New York Times, y tiene un efecto inmediato en la salud: los adultos que dicen estar solos, un número que se ha duplicado al 40% desde la década de 1980, tienen un 30% más de probabilidades de morir en los próximos siete años que aquellos que están rodeados de fuertes conexiones. Los riesgos para la salud del aislamiento son evidentes: el 43% de las personas mayores socialmente aisladas informan que reciben poca o ninguna ayuda para manejar sus enfermedades. El riesgo de enfermedades como el Alzheimer también se ve exacerbado por el aislamiento, pero los investigadores han encontrado que participar en la “actividad intencional” en el proceso de envejecimiento puede ralentizar el deterioro cognitivo en un 30%.

Para concluir

El “envejecimiento con propósito” y el camino hacia “una sociedad para todas las edades” puede tomar una variedad de formas y puede traer múltiples beneficios. Es tarea de todas y todos generar los entornos, los programas y políticas públicas, adaptaciones en los mercados y formatos laborales para que existan las condiciones óptimas de integración, participación y cooperación entre los distintos actores sociales: Gobierno, Empresas, Instituciones educativas, Sociedad civil y Familias, somos corresponsables de la construcción de una sociedad diversa e inclusiva que genere desarrollo social, económico y calidad de vida para todos los grupos de la población.

 

Fuentes consultadas:

Fast Company. (2017). Our Aging Population Can Be An Economic Powerhouse If We Let It. https://www.fastcompany.com/3068543/our-aging-population-can-be-an-economic-powerhouse-if-we-let-it

The New York Times. (2016). How Social Isolation Is Killing Us. https://www.nytimes.com/2016/12/22/upshot/how-social-isolation-is-killing-us.html 

No hay reseñas de “El envejecimiento como parte de la matriz de la diversidad”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*