El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es una oportunidad para reflexionar sobre los muchos avances que han tenido las mujeres en los últimos años en materia de visibilización de esta problemática. Sin embargo, aunque cada vez la situación de las mujeres en el mundo ha mejorado y  tenemos mayores espacios de decisión y mayor acceso a derechos, todavía queda mucho por hacer. En el ámbito de la concienciación de esta fecha, la Asamblea General adopta en el año 2000 la resolución que designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y ONGs a tomar manos en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha que eleven la conciencia pública.
Casi 1 de cada 3 mujeres ha sufrido abusos a lo largo de su vida. En tiempos de crisis las cifras aumentan, como se vio durante la pandemia de COVID-19 (ONU, 2021). 
Las mujeres somos diversas y nuestros intereses son múltiples, pero los derechos deben ser para todas sin importar la edad. Un grupo de la población que ha sido poco visibilizado es el de las mujeres mayores, quienes tienen poca representación en distintos ámbitos del movimiento feminista, pese a que muchas de ellas durante gran parte de su vida, con su ejemplo, han abierto camino de mujeres de generaciones más jóvenes.
Las mujeres mayores son un grupo que no ha sido evidenciado tan consistentemente en las demandas sociales y políticas del movimiento, y aunque el tema de violencia desafortunadamente es el que mayormente atraviesa a mujeres de todas las edades, las experiencias de desigualdad de las mujeres mayores no se conocen. Esta violencia puede ir desde el aspecto físico, hasta el emocional, patrimonial, económico y sexual. 
La ausencia de voces y cifras sobre la violencia que sufren las mujeres mayores es preocupante. Mucha de esta falta de interés responde a la socialización de estas mujeres, quienes pertenecen a generaciones en las que el tema de género y de violencia de género no eran conocidos o bien vistos por lo que guardan silencio. Asimismo, el enfoque de activistas no ha incorporado la perspectiva de edad entre sus demandas, siendo que las personas mayores son las que acumulan mayores desventajas y se encuentran más desprotegidas, muchas veces por cuestiones de dependencia física, deterioro o abandono.
Reiteramos la importancia de visibilizar estas violencias hacia las mujeres mayores, crear más espacios de discusión en el tema y trabajar dia a dia para que ninguna mujer sin importar su edad, sufra violencia por razones de género.
Fuente:
ONU. (2021). Pinta el mundo de naranja ¡Pongamos fin a la violencia contra las mujeres YA! https://www.un.org/es/observances/ending-violence-against-women-day 

Deja un comentario