Mantén en forma tu cerebro con entrenamiento cognitivo

Con el envejecimiento llega la sensación de que nuestro cerebro no es lo que solía ser antes. Es posible que perdamos las llaves del coche con mayor frecuencia, dejemos que la pasta hierva en la estufa u olvidemos el nombre de una persona que acabamos de conocer. Estos contratiempos pueden dejarnos preguntándonos si hay cosas que podamos hacer para mantenernos alerta y retrasar el deterioro. Resulta que un envejecimiento saludable no sólo significa mover el cuerpo. ¡Ejercitar tu cerebro también es importante!

Qué tan bien funciona nuestro cerebro cambia con la edad. A medida que envejecemos, algunas funciones comienzan a disminuir, como la memoria o la velocidad a la que procesamos la información. La función cognitiva se puede dividir en cuatro categorías principales: cada categoría tiene un propósito diferente.

  • La memoria nos permite comprender, aprender, almacenar y recordar información. La enfermedad de Alzheimer afecta en gran medida esta parte de la función cognitiva. La pérdida de memoria en un individuo sano puede ser un signo temprano de demencia.
  • La atención nos permite enfocarnos en una cosa específica y procesar información sobre ella rápidamente. Este proceso se ralentiza a medida que envejecemos.
  • La función ejecutiva nos permite organizar nuestros pensamientos y actuar sobre ellos. Nos permite establecer metas para el presente y el futuro, y planificar, organizar, tomar decisiones y resolver problemas.
  • La capacidad visual-espacial nos permite comprender objetos en un espacio tridimensional.

Cualquiera de estas áreas puede verse afectada a medida que envejecemos, pero existen ejercicios para el cerebro (por ejemplo, entrenamiento cognitivo) que pueden ayudar a retrasar esta fuga de cerebros relacionada con la edad.

¿Qué dice la investigación?

El entrenamiento cognitivo tiene como objetivo mantener la función cognitiva en los adultos mayores, en lugar de enseñar nuevas habilidades. Puede incluir muchos tipos diferentes de actividades, como videojuegos, actividad física, entrenamiento computarizado, terapia de aprendizaje, tareas visuales o auditivas y entrenamiento interactivo basado en televisión.

Un metaanálisis reciente, encontró que el entrenamiento basado en la cognición condujo a una mejor función cognitiva general y función ejecutiva entre los adultos mayores sanos. También se observaron pequeñas ganancias en la memoria, la atención y la capacidad visual-espacial. Las sesiones de entrenamiento duraron de 20 a 180 minutos y se llevaron a cabo de uno a cinco días a la semana durante dos a 24 semanas. El mayor beneficio para la función ejecutiva se produjo cuando el entrenamiento cognitivo se realizó tres o más veces por semana durante 24 sesiones o más, mientras que el entrenamiento durante ocho semanas o más resultó en una mejora en la atención.

Fuente:

Mc. Master Optimal Aging Portal. (2018). Not as sharp as you used to be? Exercises for your brain might help keep it fit.

https://www.mcmasteroptimalaging.org/blog/detail/blog/2018/07/23/not-as-sharp-as-you-used-to-be-exercises-for-your-brain-might-help-keep-it-fit

No hay reseñas de “Mantén en forma tu cerebro con entrenamiento cognitivo”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*