¿Por qué las Terapias No Farmacológicas se consideran mejores para tratar la depresión en personas con demencia?

Las terapias sin medicamentos, como el ejercicio, parecen ser tan o más efectivas que los medicamentos para reducir los síntomas de depresión en personas con demencia, sugiere una investigación publicada en línea en The BMJ.

En esta revisión sistemática, las intervenciones no farmacológicas resultaron ser más eficaces que las intervenciones farmacológicas para reducir los síntomas de depresión en personas con demencia sin un trastorno depresivo mayor.

Cincuenta millones de personas en todo el mundo tienen un diagnóstico de demencia. Aproximadamente el 16% de estas personas también padecen un trastorno depresivo mayor diagnosticado y el 32% experimentará síntomas de depresión sin un diagnóstico formal.

Los hallazgos sugieren que las personas con demencia obtendrán mayores beneficios clínicos de las intervenciones no farmacológicas, por lo que los médicos deberían considerar  una prescripción más “social” para tratar los síntomas de depresión y soledad.

Ensayos anteriores han demostrado que los enfoques sin medicamentos, como el ejercicio, alivian y aminoran los síntomas de la depresión en personas con demencia, pero no está claro qué tan efectivos son en comparación con los medicamentos para reducir los síntomas de la depresión.

Para abordar esta incertidumbre, los investigadores analizaron los resultados de los ensayos existentes para comparar la efectividad de las intervenciones farmacológicas y no farmacológicas con la atención habitual o cualquier otra intervención dirigida a los síntomas de depresión en personas con demencia.

Después de examinar 22,138 registros, se enfocaron en 256 estudios que involucraron a 28,483 personas con demencia, con o sin un trastorno depresivo mayor diagnosticado.

Los enfoques farmacológicos por sí solos no fueron más efectivos que ésta, pero encontraron 10 intervenciones asociadas con una mayor reducción de los síntomas de depresión en comparación con la atención habitual:

  1. Estimulación cognitiva
  2. Ejercicio
  3. Terapia de reminiscencia (un tratamiento para ayudar a las personas con demencia a recordar eventos, personas y lugares de sus vidas)
  4. Estimulación cognitiva con un inhibidor de la colinesterasa (un medicamento utilizado para tratar la demencia)
  5. Terapia de masaje y tacto
  6. Atención multidisciplinaria
  7. Psicoterapia combinada con terapia de reminiscencia y modificación ambiental
  8. Terapia ocupacional
  9. Ejercicio combinado con interacción social y estimulación cognitiva
  10. Terapia animal.

Los autores reconocen algunas limitaciones del estudio, como no poder explorar la gravedad de los síntomas de la depresión o los efectos sobre los diferentes tipos de demencia. Tampoco consideraron los costos o daños potenciales de implementar intervenciones farmacológicas y no farmacológicas.

Sin embargo, las fortalezas notables incluyeron la gran cantidad de artículos revisados ​​y el uso de una escala clínica reconocida para capturar los síntomas de la depresión.

Como tal, dicen en esta revisión sistemática, “los enfoques no farmacológicos se asociaron con una reducción significativa de los síntomas de depresión en personas con demencia y sin un diagnóstico de trastorno depresivo mayor.”

Y añaden: pacientes, cuidadores, médicos y tomadores de decisión en salud,  tienen un papel en la puesta en práctica de estos hallazgos.

 

Referencia de la revista:

BMJ. (2021, March 24). Non-drug therapies as good as or better than drugs for treating depression in people with dementia. ScienceDaily. Retrieved April 5, 2021 from www.sciencedaily.com/releases/2021/03/210324195146.htm

 

No hay reseñas de “¿Por qué las Terapias No Farmacológicas se consideran mejores para tratar la depresión en personas con demencia?”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*