La Asociación Americana de Personas Jubiladas (AARP) y el Consejo Nacional del envejecimiento (NCA) proporcionaron algunos hechos reales que presenta cualquier familia que está al cuidado de un adulto de la tercera edad:
Cuidar a una persona mayor ocupa alrededor de 20 horas a la semana por cuatro años en promedio.
Uno de cada tres adultos que dedican su vida a cuidar personas de la tercera edad están a su vez formando a un joven menor de 18 años.
Uno de cada tres adultos ayuda a su familiar de edad avanzada con las tareas del diario vivir como: vestirse, bañarse, comer, entre otros.
Cerca de dos tercios de la población que cuida del adulto mayor se toma descansos durante sus horas de trabajo para atenderlo, 17 % necesita faltar al trabajo para cubrir sus necesidades y el 10% se jubila antes para poder asistir a su familiar.
Alrededor del 70% de las familias que cuidan al adulto de la tercera edad, reciben ayuda de parientes, amigos o vecinos.
Más del 40% de las familias contratan asistentes en el hogar para brindarle el apoyo y la calidad de vida que merecen.
Cualquier persona al cuidado de su esposo (a) dedica más de 30 horas a la semana atendiéndolo y generalmente no le gusta pedir ayuda de familiares o amigos.
Después de conocer algunas realidades que presentan nuestros Adultos Mayores y todas las personas que dedican su tiempo al cuidado, buscar el apoyo y guía de especialistas, hace más sencilla la tarea.
M.S. Gabriela Martínez

Deja un comentario